Bienvenido invitado. Puedes iniciar sesión o asociarse. Hoy es 22/01/2019

IDENTIFICARSE
E-mail:
Contraseña:
   Recordar


¿Olvidastes tu contraseña?
¿No estás registrado?
¡Hazlo aquí!




Publicado el 10 de Febrero de 2011 en Asignatura
Noticia de todas las diócesis.

  El número de alumnos que solicitan cursar religión cae un 10% en una década

P.CIRIA. Zaragoza

La Iglesia achaca el descenso a fallos como retrasos en la contratación de los profesores. Los padres critican que la asignatura alternativa carece de contenido formativo.

Las clases de religión católica en las escuelas públicas aragonesas han perdido un 10% de su alumnado en la última década en beneficio de la asignatura alternativa, que ha pasado de contar con el 37% al 47% de los escolares. El descenso se acusa en los niveles de secundaria y en las ciudades, según los datos del Ministerio de Educación, confirmados por la DGA y el Arzobispado de Zaragoza. ¿Marca esto una pérdida progresiva de interés por la doctrina católica?

Para la Iglesia, esa no es la causa, al menos, no la única ni principal. El deán del Cabildo metropolitano y delegado de enseñanza, Manuel Almor, reconoce que la existencia de un porcentaje de gente indiferente ante lo religioso -«marcada por la dictadura del relativismo»- influye. Pero lo hace también que haya «ciertos sectores» que creen que la religión debe estar fuera de la escuela. Y, sobre todo, que la enseñanza religiosa y sus profesores no estén «suficientemente apreciados», lo que acaba «deteriorándolos».

Como ejemplo, el deán recuerda que los profesores de religión de infantil y primaria dependen del Ministerio -los de secundaria, de la DGA- y que se han dado casos de colegios en los que esos profesionales no han podido incorporarse hasta finales de noviembre. «Nosotros proponemos a los docentes en julio, pero es Madrid quien los aprueba y en ocasiones lo hace tan tarde que el curso comienza sin tener resuelto este asunto. Es normal que esto enfade a los padres», se queja Almor. Como solución, propone que el Ministerio transfiera a la DGA las competencias de estos profesores.

Otra lectura aporta la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón (Fapar), que aboga por una escuela laica con clases de religión fuera del horario lectivo, como asignatura extraescolar. «Resulta complicado determinar a qué se debe la pérdida de alumnado. Pero las cifras dejan claro que se pierden matriculados a partir del curso en el que se hace la primera comunión, y en secundaria, cuando ya no son los padres los que eligen por los alumnos», expone Ana Abán, presidenta de Fapar.

Los estudiantes que escogen religión la cursan durante hora y media a la semana en infantil y primaria y una hora al pasar a secundaria. Los que prefieren no matricularse en ella deben asistir a la asignatura denominada 'alternativa'. El contenido de esta no convence ni a los padres ni al Arzobispado. Los primeros consideran que carece de contenido: «No hay una verdadera opción que elegir, no se da una actividad realmente formativa. En la mayoría de los casos se dedica esa hora al estudio», cuenta Abán.

Los segundos indican que hay casos en los que la alternativa se da de tal manera que provoca «una discriminación a la religión en el sentido horario». Como ejemplos, Almor cuenta que se han dado casos en los que los colegios ponen religión a primera o última hora y a los que no la cursan les dejan irse a casa o salir al recreo. «En algunos institutos se pone por la tarde, con lo que los que hacen religión son los únicos que van después de comer. Con esto es difícil competir», añade.

Fuente: HERALDO.ES

COMENTARIO: 

1. Conviene distinguir entre la Catequesis, que se imparte en las iglesias, y la Enseñanza Religiosa Escolar (ERE), que como es lógico, se imparte en la escuela, porque es un derecho de los padres y de los propios alumnos, de acuerdo con el artículo 27 de la Constitución Española del año 1978 y el Acuerdo firmado en el año 1979 entre el Estado Español y la Santa Sede, para la enseñanza de la Religión Católica y de los Convenios que en el año 1992, firmó el Gobierno de España con los representantes en España de las religiones judía, islámica y evangélica.

2.  La regulación de la Enseñanza Religiosa Escolar, en aplicación de la LOE, no está bien resuelta todavía en España, porque se pensó que en la Educación Infantil y en la Educación Primaria, al alumnado que no eligiera la enseñanza de alguna de las religiones con las que el Estado Español tiene firmado Acuerdos y/o Convenios, se le atendería adecuadamente durante el tiempo que están dando clase de Religión sus compañeros, con actividades que los centros organizarían y que deben figurar en el Proyecto Educativo del Centro para conocimiento de todos. No ha habido, por tanto, en las Autonomias orientaciones desde sus Consejerias de Educación para que los centros supieran a qué atenerse y en cada centro hacen lo que se les ocurre esté o no de acuerdo con la normativa vigente. Esta es también una de las razones de la pérdida de alumnos de la asignatura de Religión, el incumplimiento de la legislación vigente respecto a la materia y su alternativa.

 

En la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) a la opción de la enseñanza de las religiones confesionales (católica, judía, islámica y evangélica) existe la opción no confesional de la Historia y Cultura de las Religiones y para el alumnado cuyos padres no opten por ninguna de las dos opciones de la enseñanza religiosa (confesional y no confesional) serán atendidos debidamente mediante la organización de actividades educativas que deben figurar en el Proyecto Educativo del centro, para conocimiento de toda la Comunidad Educativa, pero, al no existir orientaciones para los centros, en cada IES hacen, esté o no de acuerdo con la normativa vigente, lo que se les ocurre.

En el Bachillerato, aunque hay obligación de ofertar la opción académica no confesional, como figura en sentencias de los Altos Tribunales del Estado (Constitucional y Supremo) y en cuya jurisprudencia están insistiendo los Tribunales Superiores de las Autonomías, en las que se han puesto Recursos contra la aplicación de la LOE, como es el caso de Baleares, los Gobiernos Autonómicos están haciendo oidos sordos a estos fallos judiciales, porque, al tratarse de una cuestión de Estado, es el Ministerio de Educación el que tiene que modificar el Real Decreto en el que no incluyó una alternativa académica a la enseñanza de la religión confesional en el Bachillerato, como enseñanza religiosa no confesional.

Y las Consejerías y/o Departamentos de Educación de las Comunidades Autónomas tienen la obligación legal de ofrecer a los Centros, respetando su autonomía organizativa, unas orientaciones para que sepan qué tipo de actividades educativas pueden/deben programar para atender debidamente al alumnado que no vaya a recibir la enseñanza religiosa o bien confesional (católica, judía, islámica o evangélica) o bien la no confesional, que en la ESO es la Historia y Cultura de las Religiones, cuyo currículo está aprobado por el Ministerio de Educación. En el Bachillerato también debiera figurar como alternativa académica a la enseñanza de la religión confesional la Historia y la Cultura de las Religiones, como opción no confesional.

3. En todos los países de la Unión Europea se le plantean las mismas exigencias al alumnado que opta por la enseñanza de las religiones como al que elige una opción distinta. Las consecuencias reales que se derivan de no hacer nada en el tiempo de la “Debida Atención Educativa” son las siguientes:

* Se discrimina negativamente al alumnado que opta por la enseñanza de las religiones, al contar con más carga lectiva, una situación que está prohibida legalmente, porque rompe el criterio de igualdad.

* Se dificulta y banaliza la calidad de enseñanza al no dar una “adecuada atención educativa” en esa hora lectiva al alumnado que no opta por la enseñanza de la Religión, al dejar salir a los alumnos de los centros, incumpliendo así la distribución horaria semanal de 30 horas en Bachillerato-

* Se saca de manera encubierta la Religión del horario lectivo al colocarla sistemáticamente a primeras y últimas horas de la mañana y de la tarde.

En Aragón ni debemos ponernos en la cola de los que defienden la indiferencia religiosa ni tampoco podemos quedar descolgados del estudio de los saberes religiosos, que han formado siempre parte de  la cultura de los pueblos civilizados.

Aragón, 10 de febrero de 2011

No hay archivos en esta noticia.
BÚSQUEDA
FILTRO DE NOTICIAS
Filtro:   Todas las noticias
Ver sólo noticias de:




 

APPRECE ARAGÓN
Vía Hispanidad, 2º 6º B.
50009 ZARAGOZA
Tel: 976 56 73 37
Fax: 976 46 64 45 / 976 43 73 09
apprecear@hotmail.com
aragon@apprece.es