Bienvenido invitado. Puedes iniciar sesión o asociarse. Hoy es 24/04/2019

IDENTIFICARSE
E-mail:
Contraseña:
   Recordar


¿Olvidastes tu contraseña?
¿No estás registrado?
¡Hazlo aquí!




Publicado el 6 de Abril de 2019 en Acción Sindical
Noticia de todas las diócesis.

El Tribunal Supremo definitivamente declara que los interinos no tienen derecho a indemnización por finalizar el contrato 

Tribunal Supremo, Sala de lo Social, Sentencia 13 Marzo 2019

  

La sentencia reconoce que aunque pudiera parecer exenta de justificación la diferencia entre unos y otros trabajadores temporales, lo cierto es que la distinta solución de nuestra norma legal obedece a la voluntad del legislador de destacar una situación no idéntica a las otras dos modalidades contractuales, pues en el caso de la interinidad por sustitución el puesto de trabajo está cubierto por otro trabajador con derecho a reserva de trabajo; por otra parte, el supuesto ahorro por el empleador de la indemnización de 12 días mediante la prórroga del contrato temporal o a la conversión en fijo, no tiene aquí sentido ya que el puesto permanece en todo caso al ser cubierto por la persona sustituida al reincorporarse.

 

Tribunal Supremo, Sala de lo Social, Sentencia 207/2019, 13 Mar. Rec. 3970/2016

 

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo vuelve a dar un nuevo giro a la cuestión sobre el derecho a la indemnización de los interinos y zanja el debate al declarar que no tienen derecho a indemnización.

La cuestión se remonta al año 2014 cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid eleva cuestión prejudicial ante el TJUE para que resuelva si un trabajador temporal tiene derecho a percibir la misma indemnización que un trabajador con contrato indefinido, el conocido como “Caso Diego Porras”. Entonces el TJUE dio la razón a la interina al entender que era discriminatorio que tras haber sido contratada y despedida tras muchos años de servicio no fuera indemnizada al igual que lo sería de haber sido una trabajadora fija.

Reconocida la indemnización por el TJS de Madrid, fue el Tribunal Supremo quien volvió a elevar cuestión al TJUE que rectificando su anterior doctrina mantuvo que no era discriminatorio que los interinos no percibieran la misma indemnización por despido que los trabajadores fijos.

No se trataba aquí de negar que, en efecto, la situación de la actora era comparable a la de un trabajador fijo por lo que se refiere a sus funciones y requisitos. Es ahí donde la STJUE llevaba a cabo un análisis que producía grandes dificultades de comprensión. Ahora el Supremo mantiene no cabe reconocer indemnización alguna por el cese regular del contrato de interinidad; niega no solo la indemnización de 20 días propia del despido objetivo, sino incluso, la de 12 días prevista para los contratos para obra o servicio y acumulación de tareas.

Razona la sentencia que aunque "a priori" pudiera parecer que no existe justificación en la diferencia entre trabajadores fijos y trabajadores temporales, en realidad si existe una diferencia y ésta responde a la voluntad del legislador de destacar una situación no idéntica ya que en el caso de la interinidad por sustitución el puesto de trabajo está cubierto por otro trabajador con derecho a reserva de trabajo, y este puesto no desaparece con el cese del trabajador interino, el recurso a la temporalidad precisamente se justifica en esta peculiar característica que, a su vez, implica un modo de garantizar el derecho al trabajo de la persona sustituida, característica que está ausente en las otras modalidades del art. 15.1 ET.

Siguiendo con el enfoque de la voluntad del legislador, para el Supremo, no es posible confundir entre las distintas causas de extinción contractual, y transformar la finalización regular de un contrato temporal en un supuesto de despido objetivo, - que el legislador no ha contemplado como tal-, subraya.

En la medida en que el régimen indemnizatorio del fin de los contratos temporales posee su propia identidad, configurada legalmente de forma separada, ello no menoscaba el obligado respeto al derecho a no discriminación de los trabajadores temporales.

Reconocer una indemnización igual a la establecida para las demás modalidades de contratos temporales, no tiene efecto disuasivo frente a una utilización abusiva de la contratación temporal, utilización abusiva que ya tiene previsto como sanción la conversión en indefinido de todo contrato celebrado de modo abusivo o en fraude de ley, de modo que reconocer la pretendida indemnización provocaría una sanción para el empresario mucho más gravosa que la de la indemnización de 12 días.

En definitiva, el estímulo que para la empresa podría suponer el ahorro de la indemnización de 12 días mediante la prórroga del contrato temporal o a la conversión en fijo, pierde sentido cuando de interinos se trata porque el empleo permanece en todo caso al ser cubierto por la persona sustituida al reincorporarse.

No obstante el fallo no es unánime al contar con el Voto Particular de dos Magistrados de la Sala.

 

OBSERVACIONES:

1.-Esta sentencia del Tribunal Supremo nos obliga a ser rigurosos en el uso de términos, que tienen una significación, que no es la que, a veces entendemos, cuando nos referimos al Profesorado de Religión. Y nos confundimos entre nosotros mismos, creando problemas “imaginarios”…

  1. Entre el Profesorado de Religión, solo existen contratados indefinidos, con derecho a indemnización, y contratados sustitutos, sin derecho a indemnización.

  2. Entre el Profesorado de Religión no existe la figura del interino, por lo que no debe usarse la palabra  “interino” entre nosotros. 

2.-Y esta sentencia del Tribunal Supremo, previas consultas al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) señala que ha cambiado su doctrina y, si en un momento dado dijo que procedía la indemnización al interino, finalmente, ha decidido que el interino no tiene derecho a indemnización.

  1. Este hecho judicial, nada menos que del Tribunal Supremo, nos obliga a no dogmatizar y menos con un Laudo Arbitral, que es PREjudicial o incluso con sentencias de la 1ª instancia judicial (Juzgados) o de la 2ª instancia (Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Autónomas) para no abandonar un objetivo de mejora, hasta agotar la vía judicial.

  2. Y, sin salirse de las Normas Básicas, que obligan en todo el Estado, no podemos olvidar que siempre existen los acuerdos entre las partes, mediante el diálogo y la negociación, para poder modificar la realidad, necesitada de un cambio o de una modificación para mejorar en calidad y/o en cantidad. 

3.-También nos sirve esta Sentencia del Tribunal Supremo para ser objetivos y no hacer afirmaciones, que no se corresponden con la realidad. Por ejemplo: legalmente está en mejores condiciones laborales el Profesorado de Religión, que el funcionario interino, por su estabilidad y por su derecho a indemnización, en el supuesto de que se produjera el despido. Sabiendo donde se está es como podemos plantearnos mejoras cualitativas y no “dar palos de ciegos”…

                                Aragón, 6 de abril de 2019

No hay archivos en esta noticia.
BÚSQUEDA
FILTRO DE NOTICIAS
Filtro:   Todas las noticias
Ver sólo noticias de:




 

APPRECE ARAGÓN
Vía Hispanidad, 2º 6º B.
50009 ZARAGOZA
Tel: 976 56 73 37
Fax: 976 46 64 45 / 976 43 73 09
apprecear@hotmail.com
aragon@apprece.es